Trastorno de Ansiedad Generalizada

¿Qué síntomas presenta una persona que sufre un TAG?

Además de la preocupación, quienes sufren este cuadro suelen presentar algunos de los siguientes síntomas:

• dificultad para concentrarse
• irritabilidad
• inquietud e impaciencia
• dificultades para dormir
• dolores y contracturas musculares (especialmente en los hombros, nuca y mandíbula)
• fatiga excesiva

Este trastorno puede estar presente en niños, adolescentes y adultos. Lo que cambia es el tipo de preocupaciones típicas acorde a la edad. Puede haber un incremento de eventos estresantes previo al inicio del TAG como el divorcio, el desempleo o la muerte de un ser querido Dado que generalmente comienza de modo gradual y en etapas tempranas de la vida, muchas personas con trastorno de ansiedad generalizada no se dan cuenta que están padeciendo una enfermedad y dirán que “siempre fueron así, de hacerse problema por todo”. Las preocupaciones se hacen más patentes y angustiante en períodos de estrés, y si bien la frecuencia e intensidad de las preocupaciones puede variar, sin el tratamiento adecuado el cuadro tiende a cronificarse.Tanto la psicoterapia cognitivo conductual como ciertos fármacos específicos han demostrado ser eficaces en el tratamiento del TAG.

¿Cuáles son las causas del TAG?

Las investigaciones demuestran que hay factores genéticos que determinan una predisposición biológica hacia la ansiedad que se combinan con factores ambientales como el modelaje familiar (modelos parentales ansiosos) pudiendo funcionar los eventos estresantes varios (accidentes, muerte de un familiar, desprestigio, pérdida o aún ascenso laboral, etc) como desencadenantes del trastorno. Por otra parte hay una fuerte asociación del TAG con la depresión. Las personas con TAG adquieren una forma automática de pensar “catastróficamente” que refuerza el trastorno.

¿Cómo se trata el TAG?

Como la característica principal del TAG es la preocupación que es básicamente un proceso cognitivo, la terapia cognitivo conductual, que busca aliviar el sufrimiento a través de cambios en la forma de pensar o de tomarse las cosas, es ideal para este tipo de trastornos de ansiedad. A través de ella los pacientes aprenden con el terapeuta a modificar su percepción del proceso de preocupación y a resolver sus problemas con estrategias más eficaces.

El abordaje psicoterapéutico se combina generalmente con el farmacológico existiendo fármacos especialmente indicados para el TAG que abarcan a los antidepresivos de tipo ISRS como la paroxetina y el escitalopram aunque cualquier ISRS puede resultar eficaz. La elección del fármaco que hace el psiquiatra depende de la eficacia comprobada de dichos fármacos en este trastorno así como del perfil individual del paciente. Por otra parte el TAG suele coexistir con otros trastornos de ansiedad y del estado de ánimo lo que también influye en el tipo de fármacos a elegir.

Unidad de Trastornos de Ansiedad de INECO

La Unidad de Trastornos de Ansiedad de Ineco ofrece una evaluación diagnóstica del TAG y los trastornos asociados. Brinda los tratamientos que han mostrado ser los más eficaces para esta patología, tanto en la remisión sintomática como en la prevención de recaídas.