fbpx

Fobia social

¿Qué es la Fobia Social?

La fobia social es un trastorno de ansiedad que tiene como característica principal la ansiedad y temor intenso ante la posibilidad de ser evaluado negativamente por los demás o de hacer el ridículo o algo vergonzoso en público. Quienes tienen fobia social se sienten ansiosos cuando interactúan con personas que no conocen mucho o que creen que pueden evaluarlos negativamente. Puede ocurrir que se definan como personas muy tímidas, aunque en algunos casos esto no ocurre y sólo reaccionan en forma ansiosa ante un número acotado de situaciones de exposición social. En ellas coexisten un fuerte deseo de agradar y la sensación de no tener recursos para lograrlo y desarrollar nuevas relaciones.

Las personas con fobia social suelen presentar ataques de pánico al enfrentar las situaciones temidas. Es frecuente que se sonrojen o suden en exceso, tengan palpitaciones, tiemblen y que sientan que “se les pone la mente en blanco”. Para sentirse menos expuestos los pacientes intentan ocultar estos síntomas por sentirlos también avergonzantes.

En algunos casos la ansiedad en este tipo de situaciones es tan fuerte que hay quienes evitan contactos con nuevas personas para no sentir la ansiedad que les produciría tener que conversar con un desconocido. Sienten que no son capaces de decir cosas interesantes y que no pueden adecuarse a situaciones sociales, lo cual produce un impacto negativo sobre su autoestima.

En los casos más severos (fobia social generalizada) la persona siente temor e inhibición intensos frente a la mayoría de las situaciones sociales, inclusive con conocidos. En cambio en los casos leves la ansiedad sólo se produce en determinadas situaciones (fobia social localizada o circunscripta), por ejemplo, si la persona tiene que hablar en público, frente a un gran número de oyentes. Esta última forma de FS se conoce con el nombre de ansiedad de desempeño. Otras veces la persona tiene ansiedad ante una situación social selectiva.

¿Es la Fobia Social un trastorno frecuente? ¿Con qué otros trastornos psiquiátricos se asocia?

La fobia social es el tercer trastorno mental más frecuente, después de la depresión y la dependencia alcohólica, afectando del 13 % al 16% de la población según un estudio epidemiológico, el National Comobidity Survey, realizado en Estados Unidos en 1994. Sin embargo por la falta de conocimiento que tiene la población en general del trastorno es una condición que permanece subdiagnosticada y subtratada.

La FS suele manifestarse en plena adolescencia aunque en algunos casos es posible detectar rasgos temperamentales de ansiedad social desde la infancia temprana. Dada su alta prevalencia, el grado de discapacidad social, laboral y social que produce, su inicio generalmente temprano, su curso crónico y la seriedad de los trastornos psiquiátricos con que se suele asociar, la fobia social debería ser un tema prioritario para la salud pública.

La buena noticia es que sea cual fuera el nivel de severidad de la FS hoy contamos con tratamientos eficaces para este cuadro que provoca tanto sufrimiento. Estos abarcan técnicas específicas de psicoterapia cognitiva conductual (TCC) que puede suministrarse en formato tanto individual como grupal. La psicoterapia se combina con farmacoterapia específica siendo los antidepresivos de tipo ISRS los fármacos considerados de primera línea para el tratamiento de la FS.

¿Cuáles son las situaciones que más comúnmente temen las personas con Fobia Social?

Las situaciones más comúnmente temidas son: hablar en público, asistir a reuniones sociales, rendir exámenes orales, dictar clases, dar exposiciones, ir a fiestas o reuniones. No son personas necesariamente tímidas, sino que reaccionan con ansiedad en situaciones específicas. En los casos más serios (fobia social generalizada) la persona teme cualquier contacto social y sufre un alto grado de aislamiento social y postergación profesional.

Las dificultades en alcanzar logros académico y profesionales derivan de sus dificultades de afrontamiento social. Algunas personas con FS presentan marcados síntomas autonómicos (sonrojarse, sudar en exceso, temblar, perder la voz, mareos y hipotensión). Estos pueden ser uno de los principales motivos de consulta.

¿A qué edad comienza la Fobia Social? ¿Cómo es su curso?

La edad promedio de inicio es entre los 11 y los 15 años, una etapa crítica del desarrollo donde la apariencia y el desempeño ante los pares cobra la mayor importancia, determinando una temprana afectación de su autoestima y su autoconcepto lo que influye en la formación de su personalidad. Hay casos de inicio infantil precoz. Menos frecuentemente la FS se inicia después de una experiencia francamente humillante.

Su curso de la FS suele ser crónico y discapacitante afectando todas las áreas de la vida del sujeto. Dada esta afectación y el sufrimiento que produce el cuadro es muy frecuente que con el tiempo quienes padecen FS desarrollen además síntomas depresivos.

Si bien la FS suele persistir toda la vida, hay casos en que remite total o parcialmente al llegar a la vida adulta. El grado de repercusión depende de la severidad del cuadro y de qué tanta exposición social le exija su profesión o las exigencias del medio en que se desempeña.

¿Cuáles son las causas de la Fobia Social?

Los estudios demuestran que la FS tiene una base genética. Comparados con la población general, los parientes de primer grado de los individuos con fobia social parecen tener más probabilidades de sufrir este trastorno.

Sin embargo los mecanismos biológicos implicados en sus causas y los mecanismos de producción de sus síntomas son aún objeto de investigación. Los primeros estudios mostraron evidencia de una disfunción específica de varios sistemas neurotransmisores ( sustancias quimicas cerebrales que intervienen en las conexiones entre diferentes redes de neuronas o células cerebrales) como Dopamina, Serotonina, Noradrenalina y GABA.

Un grupo de investigadores propuso que existiría un circuito ( Chokka & Tibbo, 2001) que incluye varias estructuras cerebrales relacionadas funcionalmente que permite integrar todos los conocimientos actuales para explicar las bases biológicas de la FS. Este circuito neural que une la corteza cerebral con el estriado) involucra el estriado, el tálamo, la amígdala y ciertas regiones de la corteza cerebral y le otorga un rol central a alteraciones de la Dopamina a nivel del estriado en el mecanismo de producción de la FS. La afectación de otros circuitos cortico-estriatales contiguos y paralelos que están implicados en otros trastornos psiquiátricos como la Esquizofrenia y el Trastorno Obsesivo Compulsivo podrían explicar la relativamente alta asociación de la FS con estos dos trastornos.

¿Cuál es el tratamiento de la Fobia Social?

En las últimas dos décadas una mayor conciencia acerca de la importancia de la FS impulsó un importante avance en el tratamiento farmacológico y psicoterapéutico de la Fobia Social. Hay consenso en la comunidad científica acerca de que los antidepresivos del tipo ISRS son los fármacos de primera elección para el tratamiento de la FS por su eficacia a corto y largo plazo, la evidencia de su seguridad y buena tolerancia y su habilidad para tratar los trastornos asociados a la FS como la depresión y otros trastornos de ansiedad. Recientemente ha habido evidencia de que la venlafaxina XR (liberación prolongada) también puede ser considerada una droga de primera línea para tratar la FS.

Paralelamente las terapias cognitivo conductuales han ganado creciente sustento empírico habiéndose diseñado la aplicación de un conjunto de técnicas individuales y grupales para el tratamiento de quienes padecen FS. En ellas el terapeuta ayuda al paciente a revisar y apaciguar sus temores. Una vez que estos se reducen y el paciente gana confianza en sus recursos, lo alienta a exponerse gradualmente a situaciones sociales. El éxito al abordar poco a poco estas situaciones tiene un gran impacto en la autoestima y suele provocar entusiasmo para continuar ensayando nuevas conductas en diversas situaciones sociales.

Unidad de Trastornos de Ansiedad de INECO

La Unidad de Trastornos de Ansiedad de INECO cuenta con un equipo de profesionales especializados en el tratamiento de la Fobia Social. Luego de recibir una evaluación que detecta el tipo de situaciones sociales que generan ansiedad en cada persona afectada por Fobia Social y de medir la severidad del trastorno , se decide en forma interdisciplinaria entre el psiquiatra y el psicólogo tratantes cuál es la modalidad más recomendable en ese momento de la vida de cada paciente en particular. INECO posee los recursos disponibles para tratar a los pacientes en forma Individual y/o Grupal

¡Solicite su turno aquí!
Abrir chat