fbpx

Novedades

Potenciar el bienestar personal en el trabajo no es una utopía: 4 claves para llegar de inmediato a este objetivo

Potenciar el bienestar personal en el trabajo no es una utopía: 4 claves para llegar de inmediato a este objetivo

INECO ideó en exclusiva para Infobae una serie de ejercicios y recomendaciones para alcanzar un estado placentero cuando trabajamos. Hoy: cómo cuidar el cuerpo y el tiempo de descanso.

Muchos de nosotros pasamos un tercio de nuestro tiempo en el trabajo. Si pensamos que otro tercio la deberíamos pasar descansando, prontamente comprenderemos lo importante que es cultivar el bienestar en este ámbito que ocupa gran parte de nuestro tiempo despierto.

En exclusiva para Infobae Ineco elaboró una serie de ejercicios y acciones para alcanzar el bienestar en distintos ámbitos. En las próximas cuatro semanas, se desarrollarán consejos prácticos acerca de cómo potenciar el bienestar en el trabajo.

Si bien es evidente que los beneficios económicos que nos genera nuestro trabajo son importantes para nuestro bienestar, la realidad parece ser un poco más compleja. “Así, algunos estudios indican que una vez cubiertas las necesidades económicas básicas, los ingresos económicos de una persona no parecen correlacionarse demasiado con la percepción del propio bienestar y otros factores comienzan a entrar en juego”, dice a Infobae la doctora María Roca, directora de INECO Organizaciones.

Así, el cuidar nuestro cuerpo y nuestro tiempo de descanso, el conocer nuestra mente, y manejar el estrés, son algunas de las variables que contribuyen al bienestar de las personas que trabajan en una organización.

“El bienestar se cultiva y se construye. El mismo afecta no solo la calidad de vida de los trabajadores sino su rendimiento y su productividad. Aquellas personas que pongan el foco en potenciar su bienestar estarán más preparadas para enfrentar un futuro cada vez más cambiante e incierto y salir fortalecidas de cada desafío y situación que se les presente”, afirma Roca.

Aquí un a serie de ejercicios para potenciar nuestro labor y bienestar en el ámbito de trabajo. El ítem de esta semana es: Cuidá tu cuerpo y tu tiempo de descanso

La ciencia ya ha demostrado ampliamente que existe una relación estrecha entre el bienestar del cuerpo y de la mente. Así, es fundamental que cuides tu salud general, mantengas una alimentación saludable, que hagas ejercicio físico y que respetes tus horas de descanso.

Realiza tu chequeo anual de salud. En ocasiones las demandas laborales no dejan espacio para actividades tan básicas como hacer nuestros chequeos anuales. Es fundamental que encuentres tu tiempo para realizarlos y que lo hagas anualmente.

Es importante que, durante tus horas de trabajo, te esfuerces por llevar también una alimentación saludable. Muchas veces cuando trabajamos perdemos registro de cómo y cuánto comemos. Puede ayudarte llevar un registro de aquellos que comes, cuándo lo comes y tener a mano colaciones saludables. También es importante que te tomes un tiempo para almorzar. Cuando uno come haciendo otra cosa, pierde el registro de cuánto come e ingiere más alimentos.

Mientras trabajas es importante no permanecer siempre sentado, hacer eventualmente ejercicios de estiramiento y cuidar tu postura. Trata de permanecer parado en alguna de las reuniones, de salir a caminar en la hora del almuerzo o de usar el ascensor para ir de un piso a otro. Si tu empresa te propone algún convenio con un gimnasio o club, aprovéchalo. El ejercicio físico es fundamental para el bienestar físico y mental y se sabe que tiene beneficios de lo más diversos.

Las pocas horas de sueño generan irritabilidad, falta de concentración y disminución de la creatividad. Por eso es importante que cuides y respetes tu tiempo de descanso. Durante el día intenta reducir el estrés, tomate pequeñas pausas de unos diez minutos para respirar profundamente, meditar o realizar algún ejercicio de relajación.

Si trabajas en casa hasta puedes pensar en tomar una pequeña siesta reparadora. Es importante que puedas diferenciar tu tiempo de descanso y tu tiempo de trabajo. Trata de no permanecer conectado antes de dormir y de seguir una rutina de sueño. Intenta no tomar bebidas con cafeína por la tarde y evita el uso de pantallas en la cama. Programar pausas en tu día, preguntarte cómo vienes con tus objetivos, y tomarte unos minutos para descansar también fomentan tu bienestar y mejoran tu rendimiento.

Nota publicada en INFOBAE:

¡Solicite su turno aquí!
Abrir chat